20 de septiembre de 2014

Macarons de Boston Cream


Volvemos después del verano con un nuevo Desafío en la Cocina, después de dos meses de descanso estival, aquí llegamos con un nuevo reto, este mes nos han desafiado con la Boston Cream Pie, que es el postre oficial del estado de Massachusetts en EEUU, para que fuera más divertido nos han permitido versionar este postre de la manera que más nos gustara, la condición era que llevara una parte seca, una de crema y ganache de chocolate. Yo he versionado este postre en Macarons.
La inspiración la cogí de un blog escrito en inglés que ni me acuerdo como se llama y la receta del libro Sucré de Laduree. Si queréis ver todas las recetas y versiones de mis compañeros pinchad aquí.

Ingredientes.-

Ingredientes de los macarons.-

275 grs. de harina de almendras
250 grs. de azúcar glass
6 claras de huevo + 1/2 clara
210 grs. de azúcar blanquilla
Colorante alimentario amarillo

Ingredientes para la crema pastelera.-

1 sobre de preparado de natillas Potax
250 ml. De leche entera
2 cucharadas de azúcar blanquilla.

Ingredientes para el ganache de chocolate exprés.-

100 ml de agua fría
2 cucharadas soperas de cacao en polvo
Azúcar al gusto
1 chorro de nata para montar.


Preparación.-

Como ya os conté hace unos días tenía pensado hacer macarons y entonces me fui ver a El Colmado de Soraya para comprar harina de Almendras, os explico esto porque esta harina es cien por cien natural y tenéis que tamizarla dos veces por que tiene trocitos de almendra y estos trocitos aunque deliciosos los podemos utilizar para decorar o guardar para decorar otro postre.
Así que lo primero que vamos a hacer es tamizar el harina de almendras dos veces, para quitarle cualquier impureza, debéis de comprar un poco más porque al tamizar se quedan trozos sin pasar y perdemos gramos, y en esta receta es totalmente imprescindible que las medidas sean exactas o no nos saldrá la receta. A continuación mezclamos el harina de almendras con el azúcar glass y volvemos a tamizar no sea que el azúcar tenga alguna impureza, sé que estoy siendo muy pesada con el tema del tamizado pero es que debe de ser un polvo muy fino para que los macarons nos queden perfectos y lisos.
Ahora vamos a montar el merengue yo tenía mucho miedo con esta receta y decidí jugármela y no hacer un merengue francés como dice el libro de Laduree, decidí hacer un merengue suizo, para ello seguí la receta que utilice para la Lemon Pie pero con las medidas de esta receta si quieres ver como se hace pincha aquí.
Ya tenemos el merengue suizo montado ahora sin dejar de batir le añadimos el colorante amarillo en polvo, recordamos que no debemos de dejar de batir en ningún momento, una vez tenemos totalmente integrado el colorante sin dejar de batir vamos añadiendo poco a poco la mezcla de harina de almendras y de azúcar glass, en la receta dice que mezclemos con movimientos envolventes para que no se baje el merengue, como yo sabía que el merengue suizo no se me iba a bajar, decidí no dejar de batir y fui añadiendo la mezcla para que se mezclara con el robot y la verdad que quedo una mezcla genial
Aquí viene la película, esta mezcla es súper pegajosa y súper dulce yo me compre el set de macarons de Lekue en Amazon, os juro que las plantillas genial pero que la cosa esa para meter la masa, es asquerosa, las próxima vez meto toda la mezcla en una manga pastelera con una boquilla lisa (10mm) y no me pringo yo, ni la cocina y a todo el que entraba.
Bueno siguiendo la platilla ponemos en cada circulito pequeño un churro de masa 
Que luego se expande al grande, llenamos la platilla y dejamos reposar mínimo una hora. Yo os recomiendo que la plantilla de silicona la pongáis encima de una bandeja y justo cuando acabéis de llenar la `plantilla le deis unos golpes, cogéis la bandeja y la soltáis un par de veces para que se salgan las burbujas de aire de dentro de los macarons
Lo que ya os dicho anteriormente los dejáis reposar mínimo una hora en una superficie plana en una habitación donde no vayáis a entrar durante un rato que no tenga corrientes de aire ni se le puede pegar nada a su superficie, en mi caso los puse en mi habitación encima de la cómoda y use la bandeja del horno y le robe a mi hermano la bandeja de su horno, así pasado el tiempo solo los tuve que coger y meter en el horno. Si no disponéis de dos bandejas de horno ni de dos plantillas de silicona podéis dejar la mezcla que no vayáis a usar  en la manga, cogéis una jarra alta ponéis un trapo húmedo dentro y ponéis la boquilla pegada al trapo húmedo para que no se seque.
Bueno ya tenemos la primera hornada a punto, precalentamos el horno a 180 grados y cuando el horno este caliente bajamos la temperatura a 150 grados y metemos la bandeja con los macarons hornearemos unos 15 min. Hasta que se forme una costra ligera.
Sacamos los macarons y dejamos enfriar totalmente en la plantilla de silicona cuando estén totalmente fríos los pasamos a un taper hermético.

Preparación de la Crema pastelera.-

Mientas se hace el reposo de los macarons vamos a hacer la crema pastelera, en este caso yo la hice con potax, y este paso es sencillo ponemos a hervir la mitad de la leche con un par de cucharadas de azúcar y desleímos el potax en la otra mitad de la leche, cuando hierva la leche le añadimos la mezcla desleída y llevamos a ebullición hasta que espese, una vez a espesado pasamos la mezcla a una manga pastelera y dejamos que se enfríe a temperatura ambiente, deberéis utilizar mangas muy resistentes o una que sea de tela que soporte el calor.
Cuando ya tengamos lista la crema y fría rellenamos el macaron, tapamos con otra tapa y volvemos a meter en otro taper hermético en la nevera y dejamos reposar mínimo 12 horas

Preparación ganache exprés.-

Para terminar esta versión de los macarons de Boston cream le tenemos que poner ganache de chocolate, yo hice una versión rápida, por que se comían los macarons y no me dejaban hacer la foto, así que ponemos el agua un par de cucharadas de cacao en polvo y un chorro de nata llevamos ebullición y con ayuda de una cuchara o una manga o lo que os guste, se lo ponéis por encima, quedan deliciosos y sorprendentes.






Ver Receta

10 de septiembre de 2014

Tortilla Española con Brotes de Cebolleta

Bueno aquí estamos un mes más con las recetas de La Cocina Typical Spanish, después del parón del verano donde hemos paseado por las cocinas internacionales, este mes volvemos con las #iniciativasTS. Este mes volvemos pisando fuerte porque un ingrediente que en nuestra cocina tradicional, es indispensable, vamos que sin él nos faltarían la mitad de los platos… todavía no sabéis de que estoy hablando... estoy hablando de los HUEVOS, por que decirme a quien no le gustan unos exquisitos y deliciosos Huevos Fritos, con su puntillita, su yema cremosa, vamos un trozo de pan y  yo soy la reina del mundo, y que me decís de la espectacular y sencilla Tortilla de Patata o Tortilla Española, de la que hay tantas versiones que no tendríamos tiempo para enumerarlas todas, así que si queréis ver la recopilación de recetas de #conundehuevosTS lo único que tenéis que hacer es pinchar aquí y descubriréis un mundo nuevo de recetas solo con huevo, como ingrediente principal, así que nada sentaros a disfrutar de esta maravillosa Tortilla Española o de patatas que os he preparado hoy y pensad en ir a comprar pan porque esto sin pan no se come.

Ingredientes.-

4 patatas medianas (si son de la huerta de papa mejor)
4 huevos
Los brotes de una cebolleta
Aceite de Oliva Virgen Extra
Sal

Preparación.-

Lo primero que hacemos es preparar las patatas, para ello las pelamos, las lavamos y secamos, si nos queda algún resto de piel se lo quitaremos cuidadosamente. Ahora ya tenemos las patatas peladas y limpias las cortamos en laminas finas y las ponemos en un bol.
Ponemos una sartén amplia y un honda al fuego y ponemos a calentar aceite de oliva en abundancia, vamos dejando que el aceite se caliente, mientras preparamos las patatas, como ya las tenemos listas, ahora vamos con los brotes de la cebolleta. Cuando compramos las cebolletas en la frutería vienen con unos brotes verdes que normalmente la mayoría de la gente deshecha, nosotros los lavamos picamos y añadimos a sofritos, salsas, estofados y un sin fin de platos, en este caso a la Tortilla,  porque nos encanta  su sabor y textura y como no es cebolla no queda tan meloso, si no, crujiente y sabroso. Ponemos los brotes con las patatas en un bol y salamos y mezclamos todo.

Ya tenemos todo preparado, el aceite se ha calentado y ponemos las patatas a freír, sabremos que están fritas cuando estén blanditas, debemos de hacerlas a fuego medio, si es muy fuerte el calor se quemaran y si está muy bajo el fuego se pondrán duras y no nos servirán.



Una vez están las patatas en su punto, las sacamos, las escurrimos bien y reservamos, batimos los huevos bien  con ayuda de las varillas o de un tenedor y los mezclamos con las patatas. En una sartén mas pequeña ponemos una cucharada sopera del Aceite que hemos utilizado para freír las patatas lo ponemos a calentar a fuego vivo y cuando esté bien caliente ponemos la mezcla de las patatas con el huevo. Ahora es el momento crítico de la tortilla podemos cuajarla más o menos, depende de los gustos de cada uno, en mi casa nos gusta poco cuajada así que la tenemos poco tiempo en el fuego, más o menos sabemos que está cuajada por ese lado si miramos con cuidado con un tenedor.

Ahora con ayuda de un plato, maestría y golpe de muñeca damos la vuelta a la tortilla, una vez la tenemos en el plato volvemos a poner la tortilla por la parte no cuajada en la sartén, terminamos de cuajarla por el otro lado y servimos.http://lacocinats.blogspot.com/2014/08/recopilatorio-conunpardehuevosts.html

Nuestra tortilla cuando la cortas invade el plato un olor y sabor increíbles así como una mezcla de huevo y patatas con los brotes de cebolleta impresionante, así que ya sabéis una nueva manera de comer tortilla, sana diferente y muy #typicalspanish.


Ver Receta

3 de septiembre de 2014

La Mirada del Prezzemolo Capitulo 12º: "El Colmado de Soraya"

No hay nada mejor que pasear por las calles de tu barrio, ese barrio donde creciste de niña corriendo, ese barrio donde todo el mundo te conoce, donde te saludan por tu nombre en la carnicería, en la pescadería... donde saben que te gusta, y donde todo el mundo conoce a todo el mundo. Mi barrio como muchos otros está lleno de tiendas familiares, de negocios pequeños, de tiendas de barrio, donde encuentras casi de todo y si no lo tienen se desviven por conseguirlo y por ayudarte, las tiendas de barrio  son esas donde si vas sin dinero  y te dicen que no pasa nada que te lo apuntan y ya se lo pagaras.

Mi barrio sigue conservando esas tiendas, esas carnicerías, el pequeño súper, la librería, la tienda de regalos, la mercería (la de mi madre)... si como veis yo además de criarme en un barrio, mi familia es de las que tiene un negocio en el barrio, un negocio que mi padres abrieron hace mas de 20 años, con mucho esfuerzo y dedicación, donde mis hermanos y yo hemos pasado muchas horas entre hilos botones y agujas.


Pero hoy vengo a hablaros de la Mercería de mi madre, si no de la nueva apertura de un negocio en el barrio, un negocio de barrio, que cumple con todas las condiciones que ese noble nombre otorga.

Soraya una joven empresaria ha decidido hace unos meses abrir un negocio en el barrio, un negocio como los de antes. Soraya nos ofrece toda clase de especias, de harinas, legumbres, infusiones, cosmética natural, y mil y una cosas más, pero lo mejor es que es todo a granel, si como lo leéis, si quiere 20 gramos de pimienta rosa ella te los vende, tiene tantas especias que yo me vuelvo loca cada vez que voy, es uno de mis paraísos preferidos a la hora de hacer nuevas recetas. 

Lo más divertido fue que Soraya es una de mis primeras seguidoras, ella fue la que me dijo que seguía mi blog, imaginad la sensación que es que te digan eso, ufff menudo subidón.

Desde que yo descubrí su pequeño Colmado soy feliz, paso a menudo a buscar cosas nuevas, a charlar un rato con Soraya, compartimos recetas,  ella siempre tiene una nueva receta con sus productos, está llena de consejos, de ideas nuevas, de frescura y sobre todo de PASIÓN por lo que hace. Hace poco ha abierto su tienda on line, donde podéis encontrar todos los productos, pedirlos y os llegaran cómodamente a vuestra casa.
¿Alguna vez queríais hacer los famosos Macarons y no queríais triturar Almendras?, pues Soraya tiene harina de Almendras, que sepáis que es mi próximo reto.... 
Solo desearle a Soraya todo lo mejor, que tenga mucho éxito en su pequeño negocio, que me encanta el olor cuando entras en el Colmado,  que me encanta su sonrisa cada vez que alguien entra por la puerta, que me gusta mucho poder compartir ratos con ella, y que tengo que ir a por harina de Almendras que se me ha metido en la cabeza y ya no hay quien me lo saque jajajajajaja

¡Mucha suerte Amiga!


 

Soraya y yo en una de mis visitas en busca de especias




Ver Receta

1 de septiembre de 2014

Coca de Pollo y Verduras

Bueno antes de nada quiero empezar pidiendo perdón, yo no sé si para los puristas esto es una coca exactamente o no, por lo tanto que nadie se sienta ofendido, este plato surgió un día, de pocos ingredientes y de pocas ganas de cocinar. Uno de esos días en los que no sabes que vas a hacer de cena y te encuentras con que solo hay una pechuga de pollo y verduras en la nevera, entonces decides que eso mezclado tiene que estar bueno de todas maneras. Y la verdad sea dicha que esta buenísima, es suave, delicada y muy rica, muy fácil, un plato para esos días en los que no te apetece cocinar y lo único que necesitas es algo fácil y rápido.

Ingredientes.-

1 Masa de Hojaldre redonda
½ Pimiento rojo
½ Pimiento verde
½ Pimiento Amarillo
1 Puerro
1 Tomate
½ Calabacín
1 pechuga de Pollo entera
Sal
Aceite de oliva





Preparación.-

Partimos en trozos medianos el puerro y los pimientos y lo salteamos en una sartén  con aceite de oliva y salamos las verduras, mientras se van pochando las verduras a fuego medio troceamos la pechuga de pollo a nuestro gusto, yo lo hice en trozos medianos y  añadimos  la pechuga a las verduras de la sartén y cocinamos solo hasta que el pollo cambie de color, añadimos el calabacín troceado y damos unas vueltas y retiramos del fuego, no  os olvidéis de salpimentar el pollo. Hacemos esto para que el pollo coja el sabor de las verduras y se hidrate con el agua que sueltan, así nos quedara más jugoso y sabroso.

Extendemos la masa de hojaldre sobre la placa del horno que previamente habremos cubierto con un papel sulfurizado para hornear, después de extendida la masa la pinchamos con un tenedor para que no suba. Troceamos el tomate en rodajas muy finas y las ponemos en la base de la masa y las salamos, a continuación ponemos encima la mezcla anterior del pollo con las verduras y metemos al horno previamente precalentado a 200ºC, horneamos a 180ºC hasta que veamos que el hojaldre esta dorado. Sacamos, podemos servir y comer caliente o dejar enfriar y comer a temperatura ambiente.



Esta receta nos ha gustado mucho en casa es sana y muy rica, y sobre todo fácil y sencilla.


Ver Receta

30 de agosto de 2014

Coliflor Gratinada con Parmesano

Bueno pues aquí seguimos con las recetas de Verduras y Hortalizas por cortesía del #huertodemipadre, desde niña este es uno de mis platos preferidos, me encanta, pero nunca  lo había publicado por qué claro ¡si no sabes hacer bechamel como demonios vas a publicar la receta con una bechamel de bote!
 Bueno después de muchas pruebas y errores, de escuchar  los consejos de mi madre y mi suegra, de todo el que quería opinar y  hasta los de la vecina del 2º de la mercería de mi madre, al final me ha salido la dichosa salsita, toda una proeza dentro de mi aventura culinaria. Os juro que este paso ha sido desesperante pero al final me salió y ¡Voila!, aquí tenéis una de mis recetas preferidas. Lo siguiente será  hacer croquetas (madre dios como me salgan monto una fiesta) .
Respecto a las coliflores tengo que deciros que mi padre solo planto 6 en el huerto y ¡que seis por favor!, ¡que me las quitan de las manos!
 Están deliciosas, saben de verdad a coliflor, ummmmm, ¡por dios que plante mas!
 Y ahora después de las miles de alabanzas y elogios que me dedico a mi misma por ser capaz de hacer la dichosa salsita, os dejo la receta que es de chuparse los dedos.

Ingredientes.-

1 Coliflor del #huertodemipadre
2 l. de agua
1 puñado de sal gorda marina
25 grs. de mantequilla
1 ajo
50 grs. de harina de trigo
750 ml. de leche entera
1 pizca de sal
1 pizca de nuez moscada.
Queso Parmesano

Preparación.-

Limpiamos la coliflor de hojas verdes y le sacamos las flores, si son muy grandes las dividimos en dos para que más o menos sean todas del mismo tamaño. En una cazuela de fondo grueso ponemos el agua, la sal y lo llevamos a ebullición, cuando el agua está a punto ponemos la coliflor ya preparada y cuando comience a hervir contamos siete minutos y pagamos. Colamos la coliflor con ayuda de un escurre verduras y cuando esté bien escurrida la pasamos a una fuente para horno y reservamos.

Ahora ponemos a precalentar el horno a 190ºC y empezamos a hacer la Salsa Bechamel.
Lo primero derretimos en una sartén antiadherente la mantequilla, cuanto este derretida ponemos el diente de ajo pelado y cortado en laminas a sofreír, cuando el ajo empiece a dorarse añadimos el harina y sofreímos hasta que el harina este dorada, en este momento bajamos el fuego al mínimo y añadimos 500 ml. de leche (a temperatura ambiente) y empezamos a remover con ayuda de las varillas. Mi placa tiene 11 puntos de cocción así que yo empiezo por el 1 y estoy 5 min. pasado este tiempo lo subo al dos otros 5 min. luego subimos al 3 y bajamos el tiempo a 3 min. cuándo vayamos por el numero 5 añadimos el resto de la leche y seguimos subiendo cada 3 min. un punto. Cuando llego al 7 la bechamel esta lista le añado la sal y la nuez moscada y la vierto sobre la coliflor que ya teníamos preparada en la fuente para el horno.
Con este sistema de subir poco a poco y no dejar de remover, sobre todo al principio, he conseguido que no se me queden grumos ni que se me pegue. Estoy convencida que hay personas que lo hacen diferente y mas fácil pero para mí ha sido la única manera que he encontrado de que me salga. 
Por último rallamos Queso Parmesano y lo espolvoreamos por encima de la coliflor que ya esta napada con la Salsa bechamel. Metemos en el horno 10 min. para que se caliente y a continuación cambiamos la función a gratinar y cuando el queso este dorado tendremos nuestro plato listo, que serviremos inmediatamente.

Sinceramente la coliflor queda un poco al dente pero a mí me encanta, no me gusta que este sobrecocida ya que parece una pasta, espero que os guste tanto como a mí.




Ver Receta

28 de agosto de 2014

Mimosas

La Mimosa es uno de los cócteles que más me gusta, según la Wikipedia su origen es un poco raro y turbio  Al parecer, el cóctel fue inventado en el Hotel Ritz de París en 1925, aunque posee un sorprendente parecido con el cóctel Buck's Fizz que se creó en Londres en 1921. El nombre del cóctel proviene de las flores de la planta de la mimosa, que son de colores amarillentos y granulados.
Es un cóctel ideal para servir en comidas de Buffet o en Brunch, así como para tomar un aperitivo tardío. Yo lo prepare un día que hice una comida tipo buffet, donde como bebida había este cóctel, vino cerveza y refrescos, sin duda alguna fue el rey de las bebidas y los invitados agradecieron que estuviera bien fresquito. La receta original lleva:
·         ½ parte de champán
·         ½ parte de zumo natural de naranja
·         Azúcar
·         1 guinda

Yo como el Champan es muy caro decidí usar cava y zumo de bote porque éramos muchos a la comida. 

Ingredientes.-

1/2 parte de Cava Brut Nature
1/2 parte de zumo de naranja Granini
Azúcar

Preparación.-

Como tuve que hacer muchos puse la botella de Cava en una jarra que son unos 750 ml. y en la misma jarra 750ml. de Zumo de naranja añadí dos cucharadas soperas de Azúcar y mezcle bien y serví en copas de cava desechables. Si solo queréis hacer para dos lo único que tenéis que hacer es escarchar los bordes de las copas de cristal con azúcar y zumo de naranja, añadir una guinda y un gajo de naranja y si queréis una sombrillita.



 Es un cóctel refrescante, ideal para eventos al aire libre. Pero cuidado que a dos o tres que os toméis ya te puedes ir un poco piripi jajajajaja.




Ver Receta

26 de agosto de 2014

Tortiglioni al Forno

Hoy venimos con una receta de pasta deliciosa, quizá sea de las que más me gusta, me recuerda a mi niñez, esta es de cosecha familiar, la verdad es que es una mezcla entre la receta de mi madre y la de mi suegra, con un toque de de cada y un poco de mi cocina, en definitiva es una receta de tradición, de familia, de las que al comerla, cierras los ojos y te evoca recuerdos de tu niñez, así que espero que os guste por lo menos tanto como a mí.

Ingredientes.-

250 grs. de Tortiglioni Rigati
2 l. de Agua
1 vela de Chorizo
1/2 Cebolla
150 grs. de Queso para gratinar
Aceite de Oliva Virgen Extra
Sal Gorda Marina

Preparación.-

Ponemos a calentar una cazuela de fondo grueso con el agua, cuándo hierva añadimos una par de puñados de sal gorda y dejamos que vuelva a cocer, entonces añadimos la pasta y dejamos cocer hasta que la pasta este al dente, debemos de remover de vez en cuando con un utensilio metálico para que no se pegue la pasta. Normalmente el envase donde viene la pasta nos indica cuanto tiempo de cocción necesita la pasta, pero vamos que el tiempo depende de cómo nos guste más o dura o más blanda, nosotros en casa tiene que ser al dente porque si no aquí nadie come la pasta pasada, jajajaja, ¡exquisitos me han salido!.



Una vez cocida la pasta la escurrimos con ayuda de un colador y la pasamos a una fuente de horno, le ponemos un poco de aceite de oliva removemos y reservamos.

Ahora vamos a hacer el sofrito ponemos un chorro de Aceite de Oliva en un sartén y lo calentamos, picamos la cebolla en juliana y la sofreímos, cuando la cebolla este transparente

le añadimos el chorizo cortado en rodajas, lo freímos todo junto y cuando el chorizo este bien frito lo apagamos y le quitamos el aceite, dejando solo la cebolla y el chorizo, esto lo mezclamos con la salsa de tomate casera y calentamos el conjunto. Cuando esté caliente lo servimos encima de la pasta y mezclamos bien hasta que todo esté integrado.
Ahora cubrimos la pasta con el queso y metemos en el horno a gratinar. Cuando el queso este dorado lo sacamos y servimos inmediatamente.

Esta receta hará las delicias de mayores y pequeños, y seguro que alguno de vosotros os recordara a vuestra niñez como a mí.


Ver Receta